Jueves, 27 Junio 2019 09:36

Enseñan terapia alternativa y más amigable para los animales

El curso teórico práctico de Terapia Neural y Odontología Neurofocal Veterinaria se llevó a cabo en la Facultad de Ciencias Veterinarias. Estuvo a cargo del médico veterinario José Rolando Blanco, egresado de dicha Facultad, miembro de la Fundación AMPORA de Colombia y de Odontología Bioenergética de Argentina.

El curso tuvo duración de tres días y estuvo organizado por la Doctora Silvia Ludueño, referente del Servicio y de la Cátedra de Cirugía y Anestesiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias. Consistió en una parte teórica y una parte práctica en la que profesionales, estudiantes y docentes participaron de la atención a pacientes del Hospital de Pequeños Animales de la Facultad.


En este sentido, el disertante, médico Veterinario José Rolando Blanco definió a la Terapia Neural como una técnica terapéutica y diagnóstica más amigable para los animales. Está indicada para patologías como osteomusculares, digestivas, genito-urinarias, respiratorias, cardíacas, dermatológica y sobre todo neurales, con alto grado de efectividad.


Para el especialista, la Odontología Neurofocal, es una de las partes más importantes de la terapia neural, se realiza teniendo en cuenta la relación de los dientes con el sistema nervioso y los demás órganos del cuerpo.


En otras palabras, la terapia neural y odontología neurofocal se basan en el tratamiento adecuado de todas las estructuras de la boca, incluyendo la dentadura, basándose en los estudios científicos de la odontología neurofocal, que en ciertas ocasiones, ayuda a remediar y a poner fin a una variedad de dolores y enfermedades.


La base científica que explica la terapia neural afirma que la célula, tejido y órgano que va reaccionando a la inyección de procaína, un anestésico que se aplica provocando papulitas en puntos específicos, tiene efectos biorreguladores y sirve, principalmente, para tratar el dolor de ciertas patologías.


Hablamos de una terapia integradora, holística, diferente. No se lo ve al paciente como un enfermo sino como animal, como ser vivo y después se diagnostica qué es lo que tiene. El diagnóstico es el mismo que nos enseñan en la facultad por eso. para saber aplicar la terapia primero tenemos que ser profesionales, médicos y luego terapeutas” explicó el Blanco.
A su vez agregó “es para todo tipo de paciente, pero hay que saber qué es lo que el paciente necesita y en base a eso hacer la selección. Esto, debido a que no todo ser vivo puede ser reactivo a esta terapia. Por ejemplo, si un paciente tiene un trauma, una fractura, va a necesitar cirugía y después la terapia neural ayudará a que termine de mejorar”.


Este tipo de medicina alternativa se encuentra en consultas privadas. Por este motivo, el curso logró establecer un encuentro entre estudiantes, profesionales y docentes, interesados en el tema, quienes adquirieron conocimientos teóricos, posteriormente aplicados, a fin trasladar dichos conocimientos a sus futuros pacientes.


En este marco, el disertante afirmó “se trata de animarse a algo diferente, a no tener tantas drogas, ni consumir fármacos, es hacer una terapia más amigable menos toxica y efectiva”.