Viernes, 20 Marzo 2020 23:52

Físico de la UNNE es uno de los primeros Ejecutivos en Ciencia de Datos del país

Según Carlos Gimenez, la UNNE le dio la posibilidad de trabajar con personas de excelencia técnica y profesional. "ya no existe el científico loco en el sótano, eso es un viejo cliché que quedo en el pasado".

La historia de Carlos Giménez desde unos años atrás a la actualidad podría resumirse así: llegó a Corrientes desde Posadas para estudiar Bioquímica, a poco de transcurrir su actividad universitaria se dio cuenta que la opción elegida no lo satisfacía; decidió entonces trabajar preparando alumnos, al mismo tiempo que tomó contacto de forma autodidacta con la física.
Ese nuevo mundo lo impulsa a estudiar Licenciatura en Física, carrera que completó en 3 años; hizo docencia, investigación y doctorado en el área de la Mecánica Cuántica; dejó el ámbito académico e ingresó al área técnico-empresarial como científico de datos en empresas nacionales y extranjeras.
En la actualidad -y con 39 años- es uno de los Directores de la Empresa Naranja X (www.naranjax.com), ejerciendo como Chief Data Scientist Officer y Fundador de ODSL (www.odsla.org)
Como es de suponer hay un sinnúmero de detalles que quedaron excluidos en este rápido resumen en la trayectoria de este graduado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, pero es él quien se encarga de llenarlos con total precisión.

La “ciencia de datos” aplicada a su actividad dentro de la empresa. “Estoy enfocado en dirigir básicamente tres áreas importantes del negocio. Por un lado, la “Prevención de Fraude” con el uso de Machine Learning y estrategias analíticas; por otro lado, el uso de tecnologías de avanzada para la implementación de algoritmos en la predicción de bajas de clientes, sistemas de recomendación y otros. Una tercera línea de trabajo desplegada es la creación y gestión de un Data Lake para la compañía, donde se gestiona el 100% de lo datos de la empresa. Donde hay mayor aplicación de la ciencia de datos es en la detección de fraude, para eso utilizamos algoritmos de avanzada como redes neuronales, xgboost, y otros, como así también en Marketing para los modelos predictivos. Sin embargo, para ser más exigentes con la definición de ciencia de datos, no solamente se trata del uso de esas tecnologías, sino el enfoque que damos a cada problemática, donde se evalúan hipótesis, y se trabaja en un marco metodológico científico”.

Significado del acceso de un científico a la instancia gerencial de una empresa. “Naranja X es una empresa de tecnología con ADN 100% propio de una “tech company”. Tener un científico de datos en un rol directivo, o mesa chica, es un mensaje claro de la industria sobre la priorización del uso de herramientas de analítica avanzada en la toma de decisiones de las empresas. Existe una marcada tendencia hacia el data driven company y la existencia de un perfil científico en la mesa ejecutiva muestra que se está tomando muy enserio esa dirección”.

La física, la mecánica cuántica y su relación con la dirección empresarial. “La ciencia de datos creó un puente entre la industria y la academia. Por dar un ejemplo, en mi equipo contraté un Doctor en Oceanografía, y el motivo es que su formación científica tiene mucho que aportar en esta nueva disciplina. Los conocimientos que tengo en ciencias duras me allanaron el camino al entendimiento de los algoritmos avanzados y además me ayudó a tener un pensamiento formal, con una visión a largo plazo. Ahora bien, para trabajar en esta área no es necesario venir de las ciencias duras, en general ayuda mucho pero la “investigación de usuarios” utiliza mucho de ciencias blandas acompañado de un equipo de ciencias duras. La ciencia de datos es un área, no una persona, ya que se construye por la combinación de muchos enfoques de las problemáticas habituales”.

Escenario laboral para los futuros graduados. “Inevitablemente se van a encontrar con la necesidad de profundizar en la ciencia de datos, ya que atenta con convertirse en el cuarto paradigma de la ciencia. Como recomendación principal es que no se olviden que la Universidad les da el pensamiento formal que les permitirá acceder a un gran abanico de posibilidades. Pero por sobre todo, no olvidar que el conocimiento técnico termina siendo una pequeña parte de su carrera, tanto académica como en la industria. A medida que más crecen en sus roles, sus habilidades (soft skills) ganan preponderancia. Hoy puedo decir que un 70% de mi desempeño se asocia a soft skills y no tanto a hard”.

Siempre se está a tiempo de cambiar. “Comencé a estudiar bioquímica por una mala información en la secundaria. Me habían recomendado esa carrera por la mayor salida laboral y porque estaba interesado en cuántica. Luego, por problemas económicos tuve que trabajar y elegí dar clases particulares de química para ingresantes a Medicina; más tarde me pedían que enseñara Física. Me compré varios libros de física y estudié por mi cuenta. Dando tantas clases llegué al punto que me resultaba más cómodo hablar de física básica que de química. Fundé un club de ajedrez y me casé, y ese mismo año tomamos una decisión con mi esposa: con la ayuda de mi mamá, me lanzaría a cursar física. Es así que entré en Licenciatura en Física (carrera de 5 años) y en 3 años me estaba recibiendo y presentándome a una beca doctoral con el Doctor Gustavo Aucar, a quien considero mi mentor. Luego de finalizar el doctorado inicié un post doctorado pero con mucha inquietud de lo que se hacía en la industria, un poco impulsado por mi hermano de recorrer ese camino aunque fuera por un tiempo para entender otro mundo”.

Importancia de la formación recibida en una universidad pública. “Los que venimos de las universidades públicas tenemos un especial cariño por las casas donde nos formamos. Creo que la UNNE me dio la posibilidad de trabajar con personas de excelencia técnica y profesional. Además, me brindó la oportunidad de participar en el escenario internacional e. temas de ciencia de frontera, es decir en aquellos temas en donde recién se está generando conocimiento. Se me enseñó a trabajar en equipo, capacidad que hoy es muy reconocida. Es la clave del éxito en los tiempos que vivimos hoy, ya no existe el científico loco en el sótano, eso es un viejo cliché que quedó en el pasado”.