Miércoles, 22 Mayo 2019 11:10

Atlas geográficos digitales, una herramienta para la toma de decisiones y la educación

Los Atlas Geográficos digitales constituyen una herramienta innovadora de relevancia para la gestión y el ordenamiento territorial, así como la enseñanza, y en esa línea el Instituto de Geografía de la Facultad de Humanidades de la UNNE avanzó en la publicación del Atlas Digital del Chaco y ha comenzado a trabajar en la elaboración del Atlas Digital de la Provincia de Corrientes.

 

 

 

Los Atlas Geográficos permiten organizar y ordenar los territorios a diferentes escalas. En este sentido, el Instituto de Geografía de la Facultad de Humanidades cuenta con una larga trayectoria en la realización de este tipo de publicación, que hasta hace poco tiempo se disponía en formato papel.


En la década de 1980 se publicaron tres tomos del Atlas Digital de la provincia del Chaco y a principios de la década de 1990 mediante un acuerdo entre la UNNE y el Ministerio de Educación de Corrientes se acordó la realización de un Atlas Geográfico de la provincia de Corrientes, a cargo del Instituto de Geografía (Humanidades).

El Atlas de Corrientes se desarrolló entre 1991 y 2006, con 6 tomos publicados en ese período. Terminado el Atlas de Corrientes se retomó la realización del Atlas de Chaco que se reeditó y actualizó desde 2007 hasta 2013, con 5 tomos difundidos.

Finalizado estos 5 tomos de Chaco, el Instituto de Geografía empezaba a gestar un nuevo proyecto innovador que consistió en la elaboración del Atlas Digital de la Provincia de Chaco que se desarrolló entre 2014 y 2017. De esta manera, se adoptó un nuevo formato, el digital, aprovechando la plataforma tecnológica, y tomando como antecedentes todo lo que se publicó en formato papel.

“En este nuevo contexto global de la Sociedad de la Información surgió la idea de reemplazar el Atlas en formato analógico por uno digital” según explicaron el magíster Fernando Bonfanti y el profesor Matías Sánchez, integrantes del proyecto “Atlas Digital de la Provincia del Chaco”.

Ambos señalaron que el avance de los medios y dispositivos comunicacionales exigen nuevas formas de presentación de la información; por tanto, el formato digital, al ser de libre acceso en la web, permite potenciar el aprovechamiento de la información disponible así como su accesibilidad.

“El formato papel tenía un alcance limitado pues debía recurrirse a la biblioteca o comprar el tomo para usarlo, pero el Atlas Digital permite acceder a información por distintas vías y además la información puede ser constantemente actualizada” explicó el profesor Sánchez.
En ese sentido, el objetivo general del Atlas Geográfico Digital del Chaco fue lograr una publicación de libre acceso en la web, que esté actualizada, y pueda ser utilizada con fines pedagógico-didácticos y a su vez contribuya como insumo para la gestión y el ordenamiento territorial de la provincia.


Las metodologías y técnicas implementadas para la elaboración del Atlas Geográfico Digital de Chaco se transforman además en herramientas para ser replicadas en las demás provincias integrantes del nordeste argentino.

Al respecto, la Doctora Liliana Ramírez, coordinadora del proyecto, destacó que la edición del Atlas Digital del Chaco no es algo finalizado, sino que se va actualizando y complementando con nuevos datos, nuevas aplicaciones y nuevos enfoques para el uso de la información de relevancia. Además en paralelo a la edición de la provincia de Chaco se proyecta la publicación del Atlas Digital de la provincia de Corrientes, en el cual también se aprovechará la información ya disponible de los atlas analógicos y se añadirán datos más actualizados.

 

LOS TIPOS DE ATLAS

Los atlas, en cuanto colecciones de mapas a diferentes escalas, presentan características de contenido y de grados de generalización determinados por los objetivos.

Pueden distinguirse, en un primer nivel los llamados atlas de referencia, dedicados sólo a la topografía y a la toponimia; en un segundo nivel se ubican los atlas monográficos que además de la información contenida en el atlas de referencia incluyen mapas especiales representativos de todos los aspectos que comúnmente se hacen en una monografía geográfica. En un tercer nivel se sitúan los atlas de desarrollo o de organización, que resultan de estudios detallados o espaciales dirigidos al asesoramiento asistencial o al planeamiento (ordenamiento) territorial.

El Atlas Geográfico Digital Interactivo de la Provincia del Chaco puede ser incluido entre los del segundo y el tercer nivel. Es decir “Atlas monográficos” en cuanto a sus múltiples propósitos, temáticas y necesidades divergentes, contemplando a la vez la utilidad que pueda prestar en el plano educativo – especialmente en los niveles medio y superior – y también en aquellos campos de la investigación que requieran un conocimiento general del sustrato territorial.

En tanto, conformaría un “Atlas de desarrollo o de organización” en relación a la utilidad que pudiera brindar en el plano de las decisiones políticas, en cuanto pueda constituir un elemento de base para el ordenamiento global del territorio provincial, en la medida en que se generalizan los resultados de estudios detallados y suministra un cuadro general de referencias.

En las últimas décadas, tanto los organismos públicos como los profesionales que atienden diversas problemáticas espaciales, han incrementado sus demandas de conocimientos e instrumentos útiles para organizar y ordenar los territorios a diferentes escalas.

“En este sentido, el Atlas Geográfico Digital prevé entre sus fines, la condensación de conocimientos e información geográfica y su presentación mediante mapas, planos, imágenes, fotografías y gráficos en escalas comparables mediante la innovación digital que se pretende, constituyéndose en una herramienta analítica de las relaciones espaciales de manera integral” según resaltaron los integrantes del proyecto de Atlas Digital de Chaco disponible en http://obsterritorialchaco.xyz/Que-es-un-atlas.

Agregaron que el Atlas Geográfico Digital Interactivo permite disponer digitalmente de un gran volumen de información que comúnmente se encuentra dispersa en archivos, bibliotecas, en dependencias nacionales y provinciales, como en instituciones privadas.

El fin último del relevamiento geográfico propuesto apunta a producir el tipo de información básica adaptada a diferentes requerimientos: pedagógicos, académicos y técnicos.