Radio UNNE
en vivo

Jueves, 09 Julio 2020 10:00

Estudiantes, docentes y graduados de la UNNE trabajan como voluntarios en el rastreo de casos de Covid en el Chaco

En línea con las diversas acciones que desde la Universidad Nacional del Nordeste se llevan adelante desde el inicio de esta pandemia de Coronavirus, un grupo de estudiantes, docentes y graduados de la UNNE se sumaron como voluntarios en el trabajo de seguimiento de personas con Covid 19 positivo en busca de casos sospechosos, que se realiza en el Chaco. Más de medio centenar de personas fueron seleccionados de la Red de Voluntarios que conformó la Universidad, y ya están trabajando en el Centro de Rastreo, en conjunto con el Gobierno de la provincia.

“La semana pasada supimos que el Ministerio de Educación del Chaco había comenzado a buscar voluntarios, así que nos contactamos para volver a ponernos a disposición y puntualmente recordarles que podíamos aportar desde nuestra Red de Voluntarios", comentó el Secretario General de Extensión Universitaria de la UNNE, Juan Irala sobre cómo surgió este acuerdo de colaboración.

Más de 2.000 personas, entre estudiantes, docentes, investigadores y graduados de la UNNE se inscribieron como voluntarios ante la convocatoria que la institución lanzó ante la llegada de la pandemia a la zona y el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio. La conformación de la Red es una de las tantas acciones que la UNNE lleva adelante, y que han sido puestas a disposición del Gobierno de la provincia del Chaco, durante las reuniones que la rectora, Delfina Veiravé mantuvo con el gobernador Jorge Milton Capitanich.

Desde el equipo del gobierno chaqueño que trabaja en la temática avanzaron con la selección de unos 60 voluntarios de la UNNE que se sumaron al Centro de Rastreo del Chaco, un proyecto que busca reducir las tasas de propagación del Covid-19 a través de un sistema complementario de seguimiento telefónico de los pacientes confirmados positivos, contactos estrechos y posibles casos positivos.

Por turnos, el primer grupo ya trabaja en la Escuela E.E.T N° 24 Simón de Iriondo, ubicada en la capital chaqueña, donde funciona el mencionado Centro.

Allí, y respetando las medidas de higiene y seguridad, se encargan del seguimiento telefónico de los casos positivos de Covid 19 que se les asignan, a fin de rastrear los contactos estrechos que estas personas han tenido, en busca de posibles casos sospechosos. Dicha información es entregada a las autoridades sanitarias que instrumentan luego los pasos a seguir.

A fin de asegurar un buen desempeño, los voluntarios han sido capacitados por personal de las carteras de Salud y de Educación del Chaco. Los 60 estudiantes, docentes y graduados que fueron seleccionados participaron de la capacitación que se realizó la semana pasada, vía on line.

En una primera etapa, 25 voluntarios harán este trabajo y desde el inicio de semana "unos 15 ya están yendo y los demás esperan la obtención de los permisos necesarios para movilizarse hasta el lugar", explicó Irala.

Por turnos, la labor se realiza de lunes a viernes, aunque se analiza ampliar el esquema a los fines de semana, en función también de la disponibilidad de los y las voluntarios/as. "Hay personas que ya se han ofrecido", aseguran.

También se trabaja en la posibilidad de realizar esta tarea desde sus hogares y en ese marco se planea la selección de un segundo grupo de voluntarios UNNE.

El Centro de Rastreo y la capacitación

El Gobierno de la provincia del Chaco, a través del Ministerio de Educación, puso en marcha a mediados de junio pasado, un Centro de Rastreo que tiene como objetivo “disminuir la propagación del contagio” a partir de la identificación de “las personas que hayan tenido contacto estrecho desde las 48 hs previas al inicio de los síntomas de un caso confirmado COVID‐19”, tal como explicaron en la capacitación brindada a los voluntarios de la UNNE, el pasado jueves 2 de julio.

El subsecretario de Planificación Educativa, Ciencia y Tecnología, Juan Martín Fernández tuvo a cargo la explicación del programa junto con personal de su equipo de trabajo.

Durante la charla, capacitaron a los voluntarios en el uso del software específico y en el protocolo de seguimiento. Entre otras cosas, explicaron cuando se considera contacto estrecho, quienes entonces pueden serlo, y cómo realizar el trabajo de rastreo.