Radio UNNE
en vivo

Jueves, 21 Marzo 2019 10:45

La UNNE se suma a la lucha por la eliminación de la discriminación racial

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación racial, que se conmemora cada 21 de marzo por iniciativa de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Universidad Nacional del Nordeste se suma a esta fecha buscando sensibilizar respecto a las prácticas y actitudes, para el fomento de una vida sin racismo y discriminación. En ese sentido, desde 2011 la UNNE viene trabajando en líneas de acción conducentes al abordaje integral de esta problemática, específicamente a través del Programa Pueblos Indígenas (PPI), que tiene entre sus objetivos la inclusión de indígenas en carreras de grado a través de becas y tutorías pedagógicas.

La propuesta responde a la necesidad de promover el acceso a la educación superior de los y las habitantes de estas comunidades. Esta política ya ha dado como resultado los tres primeros graduados indígenas de esta Universidad -un abogado Qom, una bibliotecaria Wichí y una licenciada en enfermería Moqoít-. En el presente año, 55 son los estudiantes de estos Pueblos que inician o retoman sus trayectorias académicas en diversas carreras que ofrece la UNNE y se dictan en las Sedes Centrales y los Centros Regionales de J.J. Castelli y General Pinedo   en Chaco.

“Es una política que garantiza el derecho a la educación para todos. En este caso para un sector de la población que ha estado siempre muy discriminado y excluido, y tener desde la Universidad una respuesta tan importante, de tanta decisión política e institucional es muy significativo”, explicó la rectora de la UNNE, profesora Delfina Veiravé.

El PPI responde a la necesidad de promover el acceso a la educación superior de los y las habitantes de estas comunidades. En los casi ocho años de implementación del programa se han desarrollado múltiples acciones en pos de la inclusión, el desarrollo de procesos educativos interculturales y la participación indígena. Un trabajo coordinado con investigadores y extensionistas que trabajan con estos pueblos, y que a través de esta propuesta se han realizado cursos sobre culturas indígenas de la región, educación superior intercultural, formación de tutores pares, encuentros de estudiantes indígenas, entre otros. 

“Estamos en una provincia que tiene un porcentaje muy alto de población indígena, y que se destaca por la visibilidad que tienen estos pueblos a través de sus organizaciones étnicas y su ocupación en espacios de decisiones del estado provincial. En ese sentido, la universidad no puede quedar afuera de esta situación”, explicó la coordinadora del PPI, profesora Laura Rosso.

Frente a los bajos índices de matrícula indígena en las instituciones de educación superior, la ausencia de conocimientos y lenguas indígenas en los currículos y las escasas acciones para la formación de ciudadanos no racistas; hace casi una década la Universidad Nacional del Nordeste viene trabajando intensamente para contrarrestar esos datos. Como parte del desarrollo y la consolidación del Programa Pueblos Indígenas, el año pasado comenzó la Diplomatura Pueblos Indígenas e interculturalidad, la primera con estas características en Argentina.

La primera Diplomatura del país

Esta Casa de Altos Estudios ofrece la Diplomatura Pueblos Indígenas e Interculturalidad, que comenzó a dictarse en agosto de 2018 en la Facultad de Humanidades y se constituye como el primer trayecto formativo de este tipo en la Argentina. Se trata de la primera carrera cuyo cuerpo docente está conformado por profesores y especialistas en la temática, junto con sabios y profesores de los pueblos Qom, Wichí, Guaraní y Moqoít. Sus cursantes son indígenas y no indígenas de las provincias de Chaco, Corrientes y Formosa. 

“Tiene varias condiciones que la hacen una experiencia única y muy desafiante para nosotros, como es la integración de un equipo docente con especialistas y profesores universitarios de distintas instituciones del país. También de sabios y referentes culturales de las propias comunidades indígenas, que son parte del equipo docente de esta diplomatura”, expresó la rectora Veiravé.

Así, desde el PPI se suman acciones con el firme propósito de sumar a la inclusión dentro de la UNNE, uno de los pilares de la actual gestión.  

El racismo, un flagelo que debe ser erradicado

La sociedad argentina es pluricultural. Indígenas, afrodescendientes, criollos y descendientes directos de migrantes europeos conforman la población de este país. Sin embargo, se advierte sobre la vigencia del núcleo duro del racismo, la creencia de que existen razas superiores e inferiores. Los Pueblos Indígenas han sido, desde la conquista española en adelante, considerados pertenecientes a las razas inferiores, justificando desde allí su exterminio, expoliación y/o asimilación.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la discriminación racial y étnica es un fenómeno cotidiano que imposibilita el progreso de millones de personas en todo el mundo. Por ese motivo, en 1979 la Asamblea General decidió organizar “una semana de solidaridad” -a partir del 21 de marzo- con los pueblos que luchan contra el racismo y la discriminación racial. 

La fecha ha sido elegida en recuerdo de la Matanza de Shaperville, ocurrida en 1960, contra manifestantes que, pacíficamente, protestaban por la implementación del Apartheid en manos de la policía sudafricana. Por este motivo, cada año organizaciones gubernamentales y civiles, universidades y otras instituciones de educación superior no solamente evocan el hecho ocurrido en esa fecha, sino que además asumen la necesidad de trabajar en contra de todo tipo de discriminación, racismo y exclusión en la sociedad. 

Es por ese motivo que cada 21 de marzo debe recordarse la responsabilidad colectiva de promover y proteger los ideales de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.