Radio UNNE
en vivo

Martes, 15 Noviembre 2016 11:08

Medicina inauguró monolito que homenajea la figura, la lucha y el legado de Juan José Cabral

Autoridades y estudiantes universitarias, funcionarios provinciales y municipales y legisladores de las provincias de Corrientes y Chaco, y también familiares y ex compañeros  acompañaron al Decano Omar Larroza en el descubrimiento del primer monumento en homenaje al estudiante en el ámbito universitario.

La Rectora de la Universidad Nacional del Nordeste María Delfina Veiravé y el Decano de la Facultad de Medicina Gerardo Omar Larroza encabezaron ayer a la tarde el acto de homenaje por el 46° Aniversario del asesinato del estudiante de Medicina Juan José Cabral.

El  acto se llevó a cabo en los jardines centrales de la unidad académica de la UNNE, lugar elegido para emplazar el monolito, obra del artista chaqueño Fabriciano Gómez, que recuerda la figura, la lucha y el legado de Juan José Cabral y el "Correntinazo".  

Al mismo asistieron autoridades y estudiantes universitarias, funcionarios provinciales y municipales y legisladores de las provincias de Corrientes y Chaco, y también familiares y ex compañeros de Juan José Cabral e invitados especiales.

Al hacer uso de la palabra el Decano Larroza resaltó la figura y la lucha del joven estudiante asesinado en 1969 por una represión policial, cuando participaba de una manifestación contra la privatización del comedor universitario.

"Hace 46 años Corrientes sumaba un nuevo héroe, un héroe distinto, cuyas armas eran sus ideas: Juan José estaba marcado a cuidar la salud de las personas, pero ese objetivo no lo alcanzó", agregó el Decano remarcando también que "Cabral cumplió su sueño, no de la manera que se imaginó, sino permitiendo que otros estudiantes puedan cumplir sus objetivos gracias a esa lucha".

"Para homenajear a Juan José recurrimos al talento, el arte y el ingenio del maestro Fabriciano Gómez, para que con su obra podamos recordar la historia, vivir el presente y trascender en el futuro", remarcó Larroza dejando inaugurado la nueva obra que se emplaza en la sede central de la principal unidad académica de la Universidad del Sol.

Lo propio hizo la Rectora de la UNNE María Delfina Veiravé quién también destacó la lucha del estudiante asesinado en 1969 y reflexionó: "este acto nos permite reavivar la memoria colectiva de una etapa de la historia Argentina, la que nos remite al oscurismo, el autoritarismo y a la más cruel forma de la represión que es la muerte de un joven estudiante en la lucha por sus principios, sus ideas, sus convicciones y sus derechos sociales".

Veiravé agregó que la obra de Fabriciano simboliza su creatividad, su inteligencia,  sensibilidad y amor y está emplazada en un lugar integrado a la vida cotidiana de la Facultad de Medicina, "en un jardín que va a ser transitado, vivido por los estudiantes de hoy y del futuro".

En el acto también hicieron uso de la palabra Rodolfo Cabral, hermanno de Juan José; la presidente del Centro de Estudiantes de Medicina, Enfermería y Kinesiología (CEMEK) Marianela Adarmes Bonaldi y Arnaldo Gómez en representación de sus ex compañeros de lucha.

Homenaje

Al cumplirse 46 años del fallecimiento de quien fuera estudiante de la Carrera de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste, oriundo de la localidad de Paso de los Libres – Corrientes, señor Juan José Cabral, la comunidad de la Facultad de Medicina de la UNNE, consideró justo rendir homenaje a quien perdiera la vida en medio de la pugna estudiantil para mantener el comedor universitario, dando inicio al “correntinazo”.

Por tal motivo y por iniciativa de un grupo de ex compañeros, el  Honorable Consejo Directivo presidido por el señor Decano, Prof. Gerardo Omar Larroza dispuso  por Resolución Nº 1918/14  una Comisión para la concreción de tan importante  obra.

Fue convocado para la realización de la misma el Maestro Fabriciano Gómez Doctor Honoris Causa de nuestra Universidad, quien invitó al reconocido  arquitecto Paisajista Pradial Gutiérrez, para dar  un marco a su obra, componiendo y encadenando el paisaje del jardín, donde podrán dialogar el monumento emplazado con la arquitectura del lugar, importantísima obra hospitalaria del estudio del gran Arquitecto Mario Roberto Álvarez, uno de los 10 arquitectos más prestigiosos de nuestro país.

La obra descripta por su autor

“Uno es primero ser humano, después es artista. El hombre que soy, se conduele con las tragedias de mi tiempo; el artista que me habita, da testimonio a través de la obra de arte, sublimando la tristeza, la injusticia, la sinrazón; al horror, devuelve belleza.

Esta obra canta al dolor, haciendo de él redención, reflexión, mensaje. Evoca a un joven correntino, Juan José Cabral, y  su lucha que lo conduce al fin trágico. Estudiante universitario en una época de tiros, de violencia, de búsqueda de ideales, que en una marcha reclama por los derechos de los estudiantes y es en la desdichada represión  baleado por la espalda.

Es inmerecida esa muerte, pero no vana. Y eso es lo que digo, lo que cuento  con volúmenes y formas, con símbolos y sugestiones: Está en un primer plano una espalda apolínea, la síntesis suficiente para hacer presente a ese Juan José ataviado de utopías…. Va, se encamina, mira -podemos sugerir- hacia un  monolito cuyas cuatro caras están revestidas de siluetas humanas, 120 figuras que prefiguran esos incontables hombres y mujeres dispuestos a pelear por derechos, por justicia, por libertad; son aquellos cuyos nombres se han perdido en los vientos del tiempo, pero sus luchas están vivas y tienen sentido,  porque vale la pena dejar la vida por los ideales…Testimonio de un hombre, de un semejante a sucesos que no son indiferentes, que dejan huella”.

Área de comunicación y difusión. Facultad de Medicina de la UNNE

 Corrientes. 16 de Mayo de 2015.