Noticias /  03 Diciembre 2019

El trabajo final de carrera del taller “C” en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNNE plantea a los alumnos como ejercicio final de su carrera un trabajo que trascienda los límites de las aulas. Es así como Tobias Dumke, Lucas Escalante y Mariana Grabovieski se propusieron trabajar en conjunto con una problemática social y aún más, con una comunidad de pueblos originarios.

Tanto Tobías como Mariana son de misiones (De Aristóbulo del Valle y Apóstoles respectivamente) y Lucas es de la ciudad de Bella Vista, en Corrientes. Ellos eligieron a la ciudad de Puerto Iguazú, donde se encuentra el Parque Nacional que es un atractivo turístico mundial, como sitio para llevar a cabo el trabajo final de carrera.

Sin embargo, su foco se encontraría a unos 5 kilómetros de la ciudad. Donde se encuentra la aldea Ita Poty Miri, en plena selva misionera sobrevive esta comunidad guaraní conservando su idioma, credos y costumbres milenarias.

Aldea Itá Poty Mirí que en guaraní significa “Pequeña flor de piedra” localizada dentro del área de las 600 hectáreas selváticas de Puerto Iguazú denominada Selva Iryapú (Sonido del agua) que es una reserva provincial sobre el Río Iguazú, esta aldea conforma junto a cinco aldeas la comunidad guaraní Mbya con más de 4000 personas que sienten y desean ser ciudadanos argentinos.

Su tesis consiste en un Centro Educativo y Cultural, un conjunto de equipamientos pensado para responder de forma integral tanto a las necesidades inmediatas de la comunidad como a la integración de sus miembros con el resto de la comunidad de la ciudad, desde un enfoque que valorice la identidad de su cultura y sus modos de habitar.

www.unne.edu.ar