Lunes, 05 Junio 2017 07:23

5 de Junio Día Mundial del Medio Ambiente

El Día Mundial del Medio Ambiente fue en la Asamblea General de la ONU creado el 15 de diciembre de 1972 con el objetivo de generar conciencia  sobre la importancia de la necesidad de cuidar el medio ambiente.  "Conectando la gente con la naturaleza " es el lema  de la conmemoración de este 2017.

El Día Mundial del Medio Ambiente tiene como propósito principal inculcar a los habitantes del planeta a prever precauciones, para impedir que llegue a su límite la progresiva presión sobre los sistemas naturales del planeta Tierra. “Conectando la gente con la naturaleza" es el lema y tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2017, exhortándonos a vivir más al aire libre y en la naturaleza, para apreciar su belleza y su importancia y para perpetrar la convocatoria a proteger la Tierra que compartimos, ya que desde nuestro patio trasero a nuestro parque nacional favorito, la naturaleza está más cerca de lo que pensamos. Es hora de salir y disfrutar.

El Día Mundial del Medio Ambiente es el evento anual más importante para la acción ambiental positiva y tiene lugar cada 5 de junio. El país anfitrión de este año, Canadá, tuvo que elegir el tema y estará en el centro de las celebraciones alrededor del planeta.

El Día Mundial del Medio Ambiente es un día para todos, en todas partes. Desde su inicio en 1972, los ciudadanos del mundo han organizado muchos miles de eventos, desde limpieza de vecindarios pasando por acciones contra la delincuencia hacia la vida silvestre, hasta replantar bosques. Esta efeméride se originó en diciembre de 1972, cuando la Asamblea General de la Naciones Unidas designó el 5 de junio como Día Mundial del Medio Ambiente, para sensibilizar a la opinión pública respecto de la necesidad de preservar y mejorar el medio ambiente. La fecha elegida conmemora el día en que se inauguró en Estocolmo, ese año, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, que llevó a la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El tema de este año -2017- incita a pensar en cómo somos parte de la naturaleza y en cómo íntimamente dependemos de ella. Nos desafía a encontrar formas divertidas y emocionantes de experimentar y apreciar esta relación vital.

Frente a la importancia del Ambiente y lo pertinente de recordarlo, coincido con el periodista americano Richard Louv en su obra El Principio de la Naturaleza (The Nature Principle, 2013), quien planteó la hipótesis de la existencia del “Trastorno por déficit de naturaleza”, bajo el cual se agrupan distintas enfermedades que padecen la población en general, y los adultos en especial, cuya causa común podría ser la falta de contacto con nuestro entorno natural. Entre los trastornos pueden incluirse el estrés, las dificultades de atención, la hiperactividad, devaluación de los sentidos y la ansiedad (Alberto, Juan A. 2015). En efecto, nos movemos hoy -en especial niños y jóvenes- más en un mundo virtual que en uno real. La realidad, con sus pro y contras está ahí afuera y al lado nuestro, sin embargo cautivados o embargados por lo virtual no la percibimos, por ende menos la valoramos.  De esta forma, se está perdiendo la capacidad de observación, de asombro y curiosidad, semillas éstas de la indagación, la investigación y la apropiación empírica de todo lo que nos rodea que, por más insignificante que sea, nos puede conducir a dudas, preguntas, respuestas y debates que nos permiten aprender y aprehender la realidad, por lo tanto conocerla, valorarla, quererla y proyectarnos en ella, pues es difícil querer y justipreciar lo que no se conoce y vivencia.

En las últimas décadas, los avances científicos, igualmente los crecientes problemas ambientales como la contaminación, la desforestación y desertización, nos están llevando a percibir las múltiples formas en que los sistemas naturales respaldan nuestra propia prosperidad y bienestar. Por ejemplo, los océanos, los bosques y los suelos del mundo funcionan como vastas reservas de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano; los agricultores y los pescadores aprovechan el ambiente en forma productos del suelo y recursos de ambientes acuáticos para alimentarnos; los científicos desarrollan medicamentos manipulando material genético extraído de los millones de especies que conforman la asombrosa diversidad biológica de la Tierra.

Sin embargo, los dones de la naturaleza frecuentemente son difíciles de valorar en términos monetarios. Por ejemplo el aire limpio o el agua potable, a menudo se dan por hecho, como algo normal, al menos hasta que dichos recursos se vuelven escasos. Pero en la actualidad, según lo expresa el sitio worldenvironmentday.global, los economistas están desarrollando maneras de medir el valor en varios billones de dólares de los llamados "servicios de los ecosistemas", desde insectos polinizando árboles frutales en los huertos de California hasta los beneficios del ocio, salud y equilibrio espiritual de una caminata por un valle del Himalaya.

Vale recordar que no solo desde el ocio y la contemplación podemos estar conectados con el ambiente, miles de millones de campesinos de todo el planeta pasan cada día de trabajo “conectados con la naturaleza” y valoran totalmente su dependencia de los recursos naturales (agua, suelo, flora y fauna) y cómo la naturaleza les proporciona sus medios de subsistencia en forma patente y, obviamente, como son los más vulnerables y están entre los primeros en sufrir cuando sus ecosistemas están amenazados, ya sea por contaminación, cambio climático o sobreexplotación.

También podemos conectarnos con la naturaleza en la ciudad, donde los principales parques, plazas, lagunas, ríos, son un pulmón verde y un centro de biodiversidad. Y ¿Por qué no idear y materializar un espacio verde, un retacito de naturaleza en nuestro ambiente urbano, en la vereda o parterre de una calle o un sitio abandonado, o plantando en macetas en ventanas y balcones? Animémonos,  si levantásemos con una pala un poco del suelo o mirásemos bajo una losa del piso… veríamos muchos organismos que viven debajo.

Desconectémonos un poco de tanta tecnología y conectémonos con la naturaleza! Que tan sabía y generosa nos brinda contención y recursos vitales.

¡Feliz Día Mundial del Medio Ambiente!

 

                                                                                                                                                        Prof. Juan Antonio ALBERTO

                                                                                                                                    Profesor Adjunto. Cátedra Biogeografía y Geografía Ambiental.

                                                                                                                                 Departamento e Instituto de Geografía. Facultad de Humanidades.

                                                                                                                                                                Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Citas:

Alberto, Juan Antonio (2015). Naturaleza, Educación y Vacaciones. En Escolar. Diario Norte. Suplemento Nº 1.051, 20 de febrero de 2015, Resistencia, Chaco. p.p.4 y 5.

Louv, Richard (2013). The Nature Principle (El Principio de la Naturaleza). En:   http://richardlouv.com/books/nature-principle/excerpt/

 

 

Fotos de autor: El Tropezón, Resistencia Norte. Chaco