Jueves, 04 Julio 2019 13:01

Un proyecto busca mejorar la conectividad de 57 universidades nacionales

Se estima que de llevarse adelante la iniciativa, dos millones de estudiantes, docentes e investigadores universitarios dispondrían de hasta un Giga de acceso a datos e Internet durante diez años en cada aula. Además, achicaría la brecha digital existente entre las universidades argentinas, y en relación con sus pares latinoamericanas.

Recientemente, la Asociación Redes de Interconexión Universitaria (ARIU) presentó al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) una propuesta que busca mejorar sustancialmente la conectividad de las universidades nacionales, superando brechas digitales existentes dentro país y también en relación a otros países de América Latina.

“Hoy estar desconectado significa no poder desarrollar un proyecto”, sostuvo el ingeniero Eduardo Del Valle, integrante del equipo técnico y de gestión de la ARIU y ex Rector de la Universidad Nacional del Nordeste en comunicación con Radio UNNE 99.7 Mhz. Es por ello que desde esta entidad integrada por todas las universidades públicas del país, buscan generar una conectividad federal. Es decir, manteniendo una misma calidad de señal y velocidad de transmisión en todas las universidades, independientemente de las características de su territorio o de su lejanía. Actualmente, la capacidad de vinculación es de 500 MB.

“El problema es que el sistema tiene varias deficiencias porque llegamos en todas las universidades a un solo punto. O sea, por ejemplo, en la UNNE el vínculo llega al Rectorado”, expresó Del Valle. Entonces, desde ese punto a donde la conectividad llega hay un equipo técnico de gente en cada una de las universidades que se encarga de distribuir esa señal entre las distintas sedes de su institución. “Se hicieron durante mucho tiempo grandes esfuerzos para que esa capilaridad fuera la necesaria, pero verificamos que no en todos los lugares la calidad de señal es la misma”, comentó.

De manera que este proyecto apunta a dos objetivos. En primer lugar, suministrar a cada agente universitario –ya sea alumno, docente, investigador o equipo de gestión-, una señal que sea buena y que le permita desarrollar su trabajo. Por ello, se aumentaría el vínculo actual de 500 MB a 2 GB.

Por otro lado, mejorar la posición argentina en conectividad en relación a otros países de América Latina. “Comparativamente con Chile, Brasil o Ecuador, hay una diferencia enorme. Por ejemplo, en Chile tienen una vinculación de 100 GB”, explicó el ingeniero. La brecha digital latinoamericana es profunda, e incluso mayor si comparamos con países europeos o Norteamérica. “Si pretendemos tener realmente relevancia en el desarrollo del conocimiento que hacemos dentro de las universidades nacionales, debemos buscar que cada individuo tenga un vínculo fuerte y rápido en las comunicaciones”, agregó.

Actualmente, el proyecto está en proceso de evaluación del ENACOM para estudiar su factibilidad de manera de aprobar su financiamiento. De llevarse adelante, se estima que ya en el próximo año lectivo conectará a un millón de estudiantes.

TWITTER de la Seccion en Radio