Jueves, 06 Junio 2019 12:46

El desarrollo eólico capaz de generar energía para casas, industrias y comercios sin necesidad de molinos de viento

El empresario Carlos Manuelides, socio de Tango Winds, la compañía desarrolladora de energía eólica, charló con el programa” Ciudad Invisible” de Radio UNNE 99.7 sobre los desarrollos que llevan adelante en el sur del país y la posibilidad de replicarlos en el NEA.

Hace algunas semanas se conoció un emprendimiento energético capaz de crear en Santa Cruz un barrio alimentado 100% con la fuerza del viento, pero que utilizaría un sistema totalmente diferente al de los grandes molinos de viento que se acostumbran ver en el sur del país.

A este tema se refirió Carlos Manuelides, empresario patagónico y asociado de la empresa Tango Winds. Tajante, se refirió a este desarrollo como una opción de elite: “No existe algo más económico para resolver el problema energético que el nuestro”. La innovación del producto consiste en su diseño: cilindros gigantes que en nada se parecen a los grandes molinos de viento. Se podría instalar alrededor de un silo, por ejemplo, o en un gran tanque encima de una casa.

“La ventaja más importante es que la energía se produce en el mismo lugar. O sea no necesita transporte, que tiene un costo importante. Sirve para el hogar, la industria, el comercio, o sea, está instalado ahí mismo. Y la idea es que lo que se va a construir sea algo redondo como un silo, que se acomoda según de qué lado venga el viendo para aprovechar su fuerza”, describió.

Manuelides explica que estos cilindros funcionan con un mínimo de 5 o 6 metros de viento por segundo: “El 60% de nuestro territorio en la Argentina es apto para este sistema. Esto solucionaría en buena parte uno de los problemas más serios que tenemos que es el costo de la energía al no haber flete”, explica.

El gran potencial de este desarrollo permitiría, según el experto, proveer de energía barata y limpia en el NEA con una inversión que se amortizaría rápidamente y hasta permitiría que las viviendas generen dividendos mediante su propia generación. “Se puede abastecer corrientes tranquilamente con este sistema. Mientras tengas agua, lo demás será provisto por este sistema esto permite en el medio de la nada construir una industria o un barrio. Además, la recuperación se hace rápidamente y pasas a ser dueño de la energía, y generando el doble de lo que necesitás pasás a aportar al sistema y el Estado te tendrá que pagar. En el caso de las viviendas sociales le saldría gratis a la gente porque pagaría la cuota de la vivienda y disminiurían los subsidios”, describió optimista.

TWITTER de la Seccion en Radio