Martes, 23 Abril 2019 10:38

En la Semana de los Pueblos Indígenas, la UNNE reafirma su compromiso con la educación intercultural

A fin de atender las demandas y como una política de reparación histórica con estos Pueblos, la UNNE trabaja hace ocho años con el Programa Pueblos Indígenas (PPI), que tiene por objetivo responder de manera comprometida a las necesidades y problemas de la región a la que pertenece.

La Universidad Nacional del Nordeste conmemora la Semana de los Pueblos Indígenas, que se lleva a cabo del 19 al 25 de abril de cada año en todo el continente americano, por recomendación surgida en el Primer Congreso Indigenista Interamericano realizado en esa fecha de 1940, en Pátzcuaro, Michoacán, México.  En esa línea, y a fin de atender las demandas de estos Pueblos, la Universidad continúa incrementando año a año sus acciones en pos de avanzar en la interculturalidad en la Universidad, específicamente a través del Programa Pueblos Indígenas (PPI), que tiene entre sus objetivos la inclusión de indígenas en carreras de grado a través de ayuda económica y tutorías pedagógicas.

Asimismo, es una de las universidades del país que cuenta con un programa institucional en el que se compromete a dar cumplimiento al derecho a la educación superior y a la generación de procesos interculturales. “Nuestro Estado se reconoce como pluricultural y multiétnico, los Pueblos Indígenas tienen derecho a la educación en todos los niveles, derecho definido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre pueblos indígenas y tribales, al que nuestro país adhiere y ha convertido en Ley.  Por eso nosotros como universidad debemos comprometernos con su cumplimiento”, explicó la Coordinadora del PPI, profesora Laura Rosso.

El Programa Pueblos Indígenas funciona desde junio de 2011, y busca generar condiciones dentro de la Universidad para que miembros de los pueblos originarios que habitan en Chaco y en el país puedan acceder a becas de educación superior. En la actualidad 50 estudiantes de los Pueblos Qom, Wichí, Guaraní, Omaguaca y Moqoit cursan carreras de grado en las Sedes Centrales de Resistencia y Corrientes, en las Sedes Regionales de J.J. Castelli, General Pinedo y Clorinda. Se han graduado 3 becarios del programa, un abogado qom, una bibliotecaria wichí-cariña y una enfermera del Pueblo Moqoit; otros y otras se encuentran en fases finales de sus carreras.

“El Programa Pueblos Indígenas fue diseñado con la participación de un referente wichí, Lecko Zamora, quien propuso criterios basados en sus conocimientos sobre necesidades y particularidades de las realidades indígenas, tales como una distribución equitativa de becas entre mujeres y varones y entre etnias, o el cuidado de convocar no sólo a quienes vivieran en zonas urbanas y periurbanas sino en lugares más alejados”, explicó una de las principales responsables de su diseño y actual integrante de la Comisión Asesora, la Dra. Teresa Laura Artieda.

La primera Diplomatura sobre Pueblos Indígenas e Interculturalidad en Argentina

La UNNE además, trabaja en acciones que fomenten relaciones más respetuosas y de horizontalidad entre la academia y los Pueblos Indígenas; una de esas acciones es la Diplomatura “Pueblos Indígenas e Interculturalidad”, que comenzó a dictarse en agosto de 2018 con medio centenar de inscriptos, y finalizará en junio próximo.

“Tiene varias condiciones que la hacen una experiencia única y muy desafiante para nosotros, como es la integración de un equipo docente de indígenas y no indígenas”, destacó la rectora de la UNNE, Profesora Delfina Veiravé.

El cuerpo docente de la Diplomatura está conformado por académicos de reconocida trayectoria en las disciplinas tratadas; docentes y profesionales con experticia en el desarrollo de políticas y proyectos con estas comunidades junto a indígenas, sabios, maestros y referentes de los pueblos Qom, Wichí, Guaraní y Moqoit.

Durante el trayecto de formación se abarcan diferentes contenidos como: historia, cultura de los pueblos indígenas del Gran Chaco y de la Región Guaranítica; identidad étnica, relaciones interétnicas, alteridad, genocidio, interculturalidad; procesos recientes de movilización y emergencia indígena entre otros. “No es solo graduar sino ir incorporando prácticas que generen procesos interculturales al interior de la universidad”, afirmó Veiravé.

El ciclo es co-organizado por el Programa Pueblos Indígenas (PPI) y la Facultad de Humanidades de la UNNE, cuenta con el auspicio de la Cátedra Unesco “Educación Superior y Pueblos Indígenas y Afrodescendientes en América Latina”, de la Universidad Nacional de Tres de Febrero.

Una acción participativa hacia la interculturalidad

Esta primera oferta académica única en su temática, se gestó como entre investigadores y extensionistas de esta Universidad que trabajan con comunidades indígenas de trayectoria reconocida, junto con la participación de los integrantes de la Comisión Asesora del Programa. En conjunto, se identificaron las necesidades que estas comunidades tienen y a las que la Universidad puede responder desde una propuesta formativa.

Uno de los especialistas en participar del trayecto de formación de la Diplomatura es el Doctor Daniel Mato, director de la Cátedra UNESCO “Educación Superior y Pueblos Indígenas y Afrodescendientes en América Latina. El docente destacó el trabajo de la UNNE al tener como prioridad el cumplimiento de los derechos indígenas, así como la escucha de sus necesidades y la construcción de espacios formales para su participación.

En relación a ello, la coordinadora del Programa Pueblos Indígenas de la UNNE, profesora Laura Rosso, explicó que “la participación es un derecho de estos pueblos y debemos avanzar en generar ámbitos e instancias en las universidades para que tal derecho se realice, incluir lenguas y conocimientos de las culturas indígenas en los planes de estudio, incorporar a sus miembros como partícipes de investigaciones en las temáticas que los involucran y en proyectos de extensión universitaria”

A su vez, la Co-Directora de la Diplomatura, la Dra. Teresa Artieda, subrayó el hecho de que “el PPI tiene una Comisión Asesora conformada por referentes Qom, Wichí y Moqoit, en cuyo seno se discuten y definen cuestiones que hacen a su funcionamiento”. La docente reconoció también que “la interculturalidad es una apuesta difícil que demanda a las instituciones educativas transformaciones en los conocimientos que enseña, los modos de enseñar y sus concepciones. Supone reconocer las asimetrías en las relaciones de poder de nuestras sociedades, y requieren la voluntad de construir, entre culturas diferentes, modos colaborativos de conocer, pensar, sentir y actuar. Es una tarea constante e imprescindible para contribuir a democratizar la educación y la sociedad en la que vivimos”.