Lunes, 15 Abril 2019 12:47

El "Paraná", un río que imprime su identidad fluvial en el paisaje

El Centro de Ecología Aplicada del Litoral –CECOAL- (CONICET-UNNE) estudia la influencia de los “pulsos hidrosedimentológicos” del río Paraná en la conformación del paisaje. “Las especies vegetales de la planicie del Paraná tienen una notoria plasticidad para adaptarse a las fluctuaciones del río”, según lo expuesto por una investigadora del CECOAL en un seminario de la Society of Wetland Scientists (Sociedad de Científicos de Humedales).

 

 

 

 

 

El río Paraná es el 9º en el mundo y el 6º en Sudamérica en nivel de caudales, y cubre un área de 3.100.000 Km2. Recorre 3.965 km a lo largo de cuatro países: Brasil (donde tiene sus nacientes), Paraguay, Argentina y Uruguay.

 

El régimen hidrológico del Paraná es irregular y puede presentar hasta tres crecientes en el año. Se caracteriza por tener aguas altas en época estival, con niveles máximos en febrero y marzo, y una fase de aguas bajas que se inicia en otoño y se extiende hasta primavera, con los niveles más bajos en agosto y septiembre.

 

El período compuesto por una fase de suelo inundado y la siguiente de suelo seco, se denomina "pulso hidrosedimentológico" y, de acuerdo a sus atributos (frecuencia, intensidad, tensión, recurrencia, amplitud y estacionalidad), se generan distintas unidades de paisaje fluvial.

 

Esta temática, dentro de la línea de investigación: “Ecohidrología y Cambio Climático” se viene desarrollando desde hace 30 años y es una de las que aborda el núcleo de Manejo Ambiental, dirigido por el Dr. Juan José Neiff en el Centro de Ecología Aplicada del Litoral –CECOAL- (CONICET-UNNE). En ella se aborda el análisis de las relaciones de procesos hidrológicos y ecológicos que interactúan y condicionan la distribución, abundancia y funcionamiento de los sistemas naturales; en este caso, sobre distintas unidades de paisaje fluvial: lagunas, bañados, bosques.

 

Una investigadora del CECOAL y de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE que participa en dicho estudio, la doctora Sylvina Casco, fue invitada a exponer sobre la "Influencia de los pulsos en la organización de la vegetación del río Paraná, aguas abajo de su confluencia con el río Paraguay", en el marco de un seminario web del Capítulo Internacional de la Society of Wetland Scientists (SWS) o Sociedad de Científicos de Humedales.

 

La Society of Wetland Scientists es una organización con más de 3.000 miembros en más de 60 países, que tiene por misión promover la comprensión, la conservación, la protección, la restauración, el manejo basado en la ciencia y la sostenibilidad de los humedales.

 

La SWS inició este año una serie internacional de seminarios web en español, en la que se incluyó la participación de tres investigadores argentinos del CECOAL (CONICET-UNNE): la Dra. Casco, con el seminario ya mencionado y los Dres. Alicia Susana Guadalupe Poi y Juan José Neiff.

 

En el seminario presentado por la Dra. Casco, la investigadora detalló que el macrosistema fluvial del Bajo Paraná posee un modelo de escurrimiento de flujo y reflujo de agua, sedimentos y organismos que producen la superposición parcial en la distribución espacial de unidades de paisaje.

 

Así, la vegetación de la planicie se distribuye espacialmente en agregaciones cuya ubicación y estructura varía según la dinámica del río, formándose distintos paisajes como bañados, lagunas y distintos tipo de bosques.

 

Ante dos fases bien contrastadas como son las crecidas y las bajantes, una misma zona puede tener una diferencia muy amplia en el área que ocupa. Por ejemplo, en condiciones extraordinarias de aguas altas la planicie de inundación del río Paraná entre Corrientes y Resistencia, puede ocupar de dos a diez veces más que el área que ocupa la misma zona en época de bajantes extraordinarias.

 

 

 

 

"Si se consideran los atributos de los pulsos, cada tipo de vegetación, en cada sitio de la planicie del Paraná percibe de manera distinta las crecientes y bajantes" destaca la investigadora del CECOAL y FaCENA.

 

En ese aspecto, la investigación del CECOAL, a través de la tesis doctoral de la Lic. Violeta Zambiasio, avanza en la identificación de lo que se denomina "signatura ecohidrológica" de algunas especies de árboles en la zona de estudio, es decir, el rango de posiciones topográficas en el que ese organismo puede persistir y desarrollar su población.

 

"La elasticidad y plasticidad es el común denominador evolutivo de los organismos que viven en el río. Cada especie o conjunto de especies, encontrará un hábitat diferente si se modifica el régimen hidrológico por el Cambio Climático Global o por los impactos de las obras de aprovechamiento hídrico," sostiene la doctora Casco en relación a lo observado en el estudio.

 

Las unidades de paisaje del Paraná.

En sus 4.000 kilómetros el río Paraná atraviesa distintas formaciones vegetales como la selva tropical lluviosa, el bosque del Chaco, el espinal, la estepa graminosa; sin embargo, la identidad de la vegetación fluvial del Paraná es evidente y claramente se distingue de los ecosistemas de tierra firme.

 

Las unidades de paisaje del río Paraná que pueden ser identificadas son: el curso del río, lagunas, distintos tipos de bañados (con pastos cortos, con plantas altas y tiernas, con pastos altos y duros, con palmas), esteros y juncales, barras y bancos de arena y distintos tipos de bosques (dominados por una especie, por varias especies y aquellos ubicados en galería de cursos secundarios).

 

"La vegetación fluvial es un indicador local de la heterogeneidad del paisaje y del grado de conexión entre distintos sectores del paisaje y el régimen de pulsos" sostuvo la investigadora en el resumen del seminario brindado en la SWS para el capítulo sudamericano de científicos de humedales.

 

Agregó que marcadas modificaciones en la magnitud y duración del régimen hidrológico producirán un reordenamiento del paisaje fluvial.

 

"El río Paraná es un sistema con alta fluctuación y las poblaciones que viven en la planicie de inundación son euritípicas, es decir muy plásticas" finalizó.

 

La Doctora Sylvina Lorena Casco, es Profesora en Biología, Licenciada en Zoología y Doctora de la Universidad Nacional del Nordeste (Argentina). Es Investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el CECOAL y docente en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE.

 

Sus publicaciones están relacionadas con ambientes fluviales y humedales. Colaboró en el estudio de la biodiversidad de la vegetación del Iberá y sus adaptaciones al Cambio Climático Global. Fue compiladora del libro de Biodiversidad del NEA, editado por la UNNE. Participa como colaboradora en el área Ecología y Calidad de aguas de varios trabajos de consultoría para empresas argentinas y extranjeras.

 

En el marco de la serie de seminarios web de la Society of Wetland Scientists, los otros seminarios planificados fueron de la Dra. Alicia Susana Guadalupe Poi: "Paradigmas fluviales: entre mitos y realidades en la confluencia de los ríos Paraná y Paraguay" y del Dr. Juan José Neiff: "Argentina: El Mayor Caleidoscopio de Humedales de Sudamérica".