Jueves, 28 Marzo 2019 12:22

"Con la nanotecnología podremos desde hacer más veloz un teléfono hasta desarrollar partículas contra el cáncer"

El especialista en electrónica y desarrollo de sistemas, Marcelo Trejo, habló en el programa "Ciudad Invisible" de Radio UNNE, 99.7. Se refirió a la nanotecnología como una ciencia del presente y no más de un futuro lejano.

El futuro ya llegó, es la frase que resumiría perfectamente las prestaciones de la nanotecnología en el mundo. No solamente por la complejidad que implica, sino por su uso cada vez más frecuente y que tiende a una inclusión universal de ciertos dispositivos que antes habría sido impensable.

En este contexto, Marcelo Trejo, especialista en electrónica, desarrollador de sistemas y emprendedor de la firma ANIMACO, dio a Radio UNNE 99.7 nociones para comprender la nanotecnología y derribar ciertos mitos a su alrededor. “La idea de ‘nano’ implica una millonésima parte de algo y no necesariamente hacerlo cada vez más pequeño. Es buscar resultados distintos, más veloces, modificando objetos y materiales”, arrancó en su entrevista. 

Respecto a la potencia que representa, Trejo ejemplificó que “un teléfono que utilice materiales como el grasfeno, en lugar de silicio, sería 500 o mil veces más poderosos a la hora de procesar datos; es un material que se está investigando hace años, con lo cual es un desarrollo del presente y no del futuro”.

Desarrollos como éstos representan en el común de la población una complejidad enorme que no contempla muchas de las prácticas que realmente se llevan a cabo. Al respecto, Trejo explicó: “Modificar materiales no quita ninguna propiedad. Laminar el carbón, por ejemplo, está fuera de la noción cotidiana de la nanotecnología, que hasta arroja resultados que cambian el aspecto de este material pero con una versatilidad mucho mayor”, explicó. 

Agregó que los límites de su uso son tan versátiles que hablar de un universo de la nanotecnología es poco: “No tenemos idea hasta dónde se puede llegar, ¡y hasta te toman por loco! Yo tengo implantados en mi cuerpo microchips y dejé de utilizar tarjetas y llaves. Esta es una de las maneras para investigar pero da para largo, porque trabajamos para no funcione sólo para una cosa. En salud, por ejemplo, nos permitiría en un futuro introducir una nanopartícula contra el cáncer y de forma inteligente atacar directamente al tumor maligno aplicando la carga de drogas e ir hilando fino”, cerró. 

 

TWITTER de la Seccion en Radio