Miércoles, 26 Diciembre 2018 09:13

Agrotóxicos: investigador de la UNNE disertó sobre el impacto en la salud

La Universidad Estadual de Goiás (Brasil) fue sede del III Seminario Nacional y I Seminario Internacional sobre Agrotóxicos. En representación de la UNNE, participó el doctor Raúl Horacio Lucero, uno de los referentes de la Argentina en el estudio del impacto de los agrotóxicos en la salud de los seres humanos.

Se trató de un espacio en el que científicos y productores compartieron el desafío de buscar alternativas para enfrentar una realidad tan desfavorable en países latinoamericanos, familias campesinas, pueblos indígenas y comunidades tradicionales de diez países entre ellos Suiza.

El doctor Lucero, director del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional y docente de la Facultad de Medicina de la UNNE, disertó sobre las investigaciones que realiza con respecto a las graves malformaciones en personas que habitan en cercanías de áreas productivas en el Chaco desde 1993.

Lucero contextualizó el desarrollo de su tarea científica, con la indiferencia del estado provincial y nacional ante sus denuncias para poner freno al modelo de producción en vigencia.

Coincidiendo con su posición, en el documento extraído del encuentro (la Carta de Goiás), los participantes denuncian la realidad socio ambiental de sus países y los impactos del modelo agroindustrial, cuyas consecuencias exigen afrontarlas de forma urgente.

Manifiestan además preocupación por el hecho de que los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial de sus países estén bajo control de intereses corporativos, permitiendo la apropiación de territorios, semillas nativas y la degradación de la biodiversidad y bienes comunes, como el agua.

"Esta situación se cristaliza en el avance de monocultivos, expansión de fronteras agrícolas y deforestación, en la violencia y en la criminalización de los movimientos sociales, afrontando derechos humanos, sociales, económicos, culturales y ambientales, en beneficio de las corporaciones del agronegocio”, destaca la Carta de Goiás.

Conforme al documento, tales derechos, arduamente construidos en un contexto de luchas históricas y reivindicaciones ancestrales de los pueblos de América Latina, "consolidan garantías fundamentales que además de las realidades nacionales, y expresan hoy, un importante conjunto de salvaguardias conquistadas que deben ser protegidas y protegidas ampliadas para la protección de la vida, de los bienes comunes socio ambientales".

Los participantes se comprometieron a formar redes de articulación y actuar de forma conjunta para construir luchas comunes que posibilite flujos de información entre los países, manteniendo la comunicación, la generación de un conocimiento científico popular con producción científica con investigación participante, así como el enfrentamiento político-jurídico como instrumentos de ampliar la integración y fortalecer a América Latina sana, libre, soberana y atenta.