Jueves, 05 Julio 2018 12:29

Becario del IQUIBA – NEA realizó pasantía en la Universidad Federal de Minas Gerais

Luchi trabajó en el Departamento de Bioquímica e Inmunología, de la Universidad Federal de Minas Gerais Luchi trabajó en el Departamento de Bioquímica e Inmunología, de la Universidad Federal de Minas Gerais Gentileza becario

Adriano Luchi trabaja en el diseño de inhibidores de una enzima clave en la vida del parásito que causa el Mal de Chagas y se capacitó durante un mes

El becario doctoral del CONICET en el Instituto de Química Básica y Aplicada del Nordeste Argentino (IQUIBA- NEA, CONICET – UNNE), Adriano Luchi, realizó en junio una pasantía en la Universidad Federal de Minas Gerais. Los trabajos que desarrolló durante un mes estuvieron relacionados con el tema de su tesis, que consiste en diseñar inhibidores de cruzipaina (una enzima clave en el ciclo de vida del parásito Trypanozoma cruzi), causante de la enfermedad conocida como Mal de Chagas.

La pasantía se desarrolló en el Departamento de Bioquímica e Inmunología, de la Universidad Federal de Minas Gerais, en Brasil, junto con la Dra. Rafaela Salgado Ferreira, quién posee una amplia trayectoria y experticia en ensayos experimentales de inhibidores cruzipaina. Cabe señalar que esta experiencia fue financiada por el programa Escala de Posgrado de la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo (AUGM), de la que forma parte la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), y que tiene el objetivo de fomentar el intercambio de alumnos de grado, posgrado y docentes.

Luchi se desempeña en el Laboratorio de Estructura Molecular y Propiedades del IQUIBA – NEA, en el que se realizan estudios de química computacional para predecir de manera teórica aquellas moléculas que cumplan con ciertos requisitos para unirse a la enzima antes mencionada e impedir que la misma cumpla su función. “Los candidatos a inhibidores que, habiendo pasado diferentes etapas de filtrado, cumplen con los diversos requerimientos físicos-químicos, son seleccionados para ser ensayados experimentalmente. Esto disminuye costos temporales y monetarios”, explica el becario.