Jueves, 28 Junio 2018 10:00

Realizan campañas de detección de arsénico en agua y prevención de cáncer de próstata

 

Un proyecto de Voluntariado Universitario de la UNNE realiza tareas de determinación de arsénico en aguas subterráneas de la provincia del Chaco, y en paralelo se concretan actividades de detección y concientización de cáncer de próstata.

 

 

 

 

 

El proyecto, que aborda dos problemáticas de interés sanitario, es concretado por un equipo de docentes y alumnos avanzados del Departamento de Físico-Química la Facultad de Ingeniería de la UNNE, y tiene por objetivo generar conciencia sobre los riesgos del consumo de agua con arsénico así como de la importancia de la detección temprana de cáncer de próstata.

 De la propuesta participan profesionales y estudiantes de la ingeniería pero también alumnos de Medicina y Bioquímica, y las actividades se realizan en el interior de la provincia de Chaco.

 “La propuesta concentra dos temáticas relevantes en las que las acciones preventivas son claves” señaló la profesora Sonia Pilar, responsable del proyecto “Arsénico y Cáncer de Próstata” aprobado en la Convocatoria 2016 del programa de Voluntariado Universitario de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación.

 Respecto al arsénico, explicó que en el proyecto se toman muestras de las tomas de agua, pozos o equipos de bombeo, en zonas rurales donde las aguas subterráneas se usan para consumo humano.

 Comentó que la Facultad de Ingeniería cuenta con un espectómetro de absorción atómica, equipamiento que posibilita la realización de estudios de detección de arsénico en agua.

 Pero además de los estudios del agua, se realizan además campañas de información sobre el arsénico, considerado por la Organización Mundial de la Salud entre las 10 sustancias más peligrosas presentes en el ambiente.

 El arsénico, que con frecuencia se encuentra en el Chaco y la región norte del país, tiene la particularidad de poder causar graves enfermedades pero no se percibe al tomar el agua, lo que acentúa la importancia de controles preventivos. Se pone énfasis en el consumo humano del agua, pero también se alerta sobre los riesgos de usar agua con arsénico para el riego de productos naturales y para animales criados para consumo.

 En tanto, para cáncer de próstata se realizan extracciones de sangre para la realización de análisis del antígeno prostático específico (PSA) que posibilita detectar la enfermedad.

 Se llevan además a cabo tareas de concientización sobre esta enfermedad, que de ser detectada tempranamente tiene muy buenas perspectivas de tratamiento.

 

TRABAJO DE CONCIENTIZACION

El equipo a cargo del proyecto brinda charlas sobre factores de riesgo del cáncer de próstata, síntomas y formas de diagnóstico y tratamiento.

 De manera complementaria se realizan otros estudios bioquímicos y sanitarios que pueden aportar a conocer el estado de salud de las personas.

 “El proyecto demuestra la necesidad de mayor información sobre ambas problemáticas” comentó la profesora Pilar.

 Resaltó que en el proyecto se trabaja de manera articulada con otras instituciones, como ser con la organización LALCEC y el Hospital de Las Breñas en el caso de cáncer de próstata.