Martes, 12 Junio 2018 12:04

Nueva muestra de fotografías en el Espacio Plasma

Este miércoles 13 de junio a las 10:30 hs inaugura la exposición “El Piso, Viejo mercado de barrio” de Amelia Presman, en el plasma del hall del primer piso del Centro Cultural Universitario de la UNNE.

Amelia Presman inaugura “El Piso, viejo mercado de barrio” en el Espacio Plasma. Es un breve ensayo visual que pretende mostrar el carácter de quieren integran y su espacio tan particular. Para saber más sobre la muestra, el CCU dialogó con la artista.

CCU: ¿Cómo comenzó con la fotografía ?  

Amelia Presman: De modo formal comencé a estudiar fotografía en el 2015, en un taller con Joaquín Meabe. Sin embargo, la tengo presente como parte integrante de mi vida cotidiana desde pequeña. A mi papá le gustaba hacer fotos así es que en casa había varias cámaras japonesas y rusas. Recuerdo haberlo acompañado a retirar fotos los sábados y debatir con el señor Mandri en su local sobre la exposición o el ISO. En casa había una caja de madera con cientos de fotos y rollos que papá guardaba. Me encantaba mirar imágenes familiares.

CCU: ¿Que encontró en la fotografía que la atrapó ? 

Amelia Presman: Es un lenguaje completamente diferente al de la palabra escrita, con el que estaba más familiarizada. La fotografía es otro medio de expresión, que también me da la posibilidad de narrar lo que me conmueve pero en particular, me cautiva el hecho de poder "atrapar" historias -personales o ajenas- y perpetuarlas en el tiempo. Cuando observo fotos hay una función "memoria" que se activa de modo muy peculiar:  recuerdo el contexto de la imagen, el momento en que la tomé, que sentía al estar allí, y hasta fragmentos de conversaciones. Creo que la fotografía es un camino de ida, y es imposible que no te transforme. 

CCU: ¿De que trata la muestra del espacio plasma ? 

Amelia Presman: La muestra "El Piso. Viejo Mercado de Barrio" es un breve ensayo fotográfico sobre un espacio que me encanta: el mercado; y la idea surgió justamente como trabajo final del taller de fotografía del CCU. Las historias de vida de sus protagonistas, las texturas, el ritmo de trabajo, los vínculos entre los vendedores, y también entre los clientes... todo eso me atrae. Y en la memoria tengo a mi abuelo materno, que era un asiduo visitante del Piso: Iba caminando desde el barrio Yapeyú hasta El Piso para comprar productos que en su barrio no se encontraban. Todo lo que traía de allí parecía más fresco que lo que el supermercado ofrecía -choclos, duraznos, hierbas- y me daba la sensación de que cuando la abuela cocinaba sus comidas eran más sabrosas.