Lunes, 04 Junio 2018 12:18

5 DE JUNIO: DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Aunando esfuerzos por un planeta sin contaminación por plásticos

El 15 de junio de 1972, en Estocolmo, Suecia, la Asamblea General de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, a través de la Resolución N° 2994 (XXVII), fijó el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente", con intenciones de promover y reforzar una conciencia mundial sobre la necesidad de cuidar y mejorar el entorno, buscando el interés y la acción política.

En dicha oportunidad los delegados aconsejaron 196 medidas que deberían tener en cuenta los gobiernos y organismos internacionales para frenar la contaminación del aire, de las aguas y del suelo, y concretar sus metas de concientización ambiental  y protección del entorno.

En sus acciones las Naciones Unidas pretenden darle un perfil más humano a los temas ambientales, estimulando a las personas a erigirse en agentes de desarrollo sustentable y equitativo; como así también impulsar la concepción de las comunidades como un motor en el cambio de actitudes hacia temas ambientales, aspirando a que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más prospero y seguro.

Desde su creación en 1972, las Naciones Unidas, destaca el 5 de junio con eventos y actos que lo conmemoran; mientras que a partir de 1974, cada año, se elige un lema para destacar su trascendencia, consigna que preconiza alguna meta significativa en la preservación del ambiente a nivel mundial y se refiere a hechos que preocupan o preocuparon a la opinión internacional en distintos períodos históricos, los que son advertidos por los avances de las ciencias y las investigaciones más recientes vinculadas a temas ambientales y sociales.

Este año, el 5 de junio India albergará las celebraciones globales del Día del Medio Ambiente, bajo el lema “Un planeta Sin Contaminación por plásticos”; consigna que sigue la problemática ya planteada al conmemorar el Día Internacional de la Tierra, el 22 de abril próximo pasado. La campaña insta a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas a unirse para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plásticos desechables que contaminan nuestros océanos, dañan la vida marina y amenazan la salud humana. En América Latina y el Caribe, las celebraciones tendrán su sede regional en Perú, uno de los primeros países en unirse a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente, que busca disminuir drásticamente la contaminación por plásticos en los océanos.

La contaminación por plástico o polución por plástico es la acumulación de productos de plástico en el ambiente que provoca efectos adversos sobre la vida silvestre, el hábitat de la vida silvestre, y/o los humanos. Hay diversos tipos y formas de polución por plástico. La polución por plástico puede actuar de forma negativa sobre los terrenos, cursos de agua y océanos.

La contaminación por plástico está produciendo daños irreparables al planeta. Lejos de decrecer, este problema se agrava cada día. Anualmente se generan 300 millones de toneladas de plástico, de las cuales un alto porcentaje acaba en ríos y mares. Muchos científicos estiman que este es un conflicto más grave que el cambio climático.

En los océanos se formas con estos residuos verdaderas islas de plástico de tamaños descomunales. Se piensa que para el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar. Se han hallado fibras plásticas tanto en el polo norte como en el polo sur. Las partículas de plástico son colonizadas por microorganismos, incluyendo patógenos, que alteran las cadenas tróficas, los ciclos de nutrientes y el equilibrio de los ecosistemas acuáticos.

Según Keilor Rojas (El Financiero. Sección Tecnología. 23/02/2018) es frecuente encontrar plástico en el tracto digestivo del zooplancton y peces. Pero también en la sal marina, la miel, el agua del grifo, el pan, la cerveza y probablemente en otras cosas que comemos. El plástico tarda cientos de años en degradarse, contiene aditivos y adsorbe metales pesados, antibióticos, pesticidas y otros tóxicos. Estos son transportados por todo el planeta.

En efecto, algunas investigaciones en este tema han revelado que diversos organismos diminutos, desde algas a bacterias, se desarrollan instalados en los desechos plásticos, convirtiéndolos en ricos “arrecifes microbianos”, que son ecológicamente muy distintos a las comunidades acuáticas naturales de su entorno. Así, plastisfera es el nombre que se emplea en los círculos científicos para referirse a  estos ambientes o ecosistemas marinos caracterizados por la presencia de desperdicios de plástico en grandes áreas oceánicas. Un foco de contaminación con una terrible destrucción ambiental ya casi imposible de recuperar.

La contaminación plástica suministra una "embarcación" más duradera que el material biodegradable para trasladar los organismos a lugares alejados. Este transporte a larga distancia puede llevar microbios a ecosistemas diferentes y potencialmente implantar alguna especie invasora así como algas nocivas. Los microorganismos hallados en los desechos plásticos abarcan autótrofos, heterótrofos y simbiontes. El ecosistema creado por la plastisfera difiere del de otros materiales flotantes que lo hacen de forma natural por ejemplo plumas, troncos y algas debido a su lenta velocidad de biodegradación y otras condiciones diferentes.

Manuel Maqueda, de la ONG Plastic Pollution Coalition citado en el sitio web ecoinventos.com, indica diversos datos preocupantes sobre los desechos plásticos marinos:

· Los residuos plásticos matan más de un millón de aves marinas y más de 100.000 mamíferos marinos y tortugas cada año.

· El plástico es un material que tarda hasta mil años en biodegradarse, y enseguida se fragmenta en trocitos que absorben y acumulan contaminantes tóxicos. Por ello, no se puede hablar de islas flotantes de residuos, sino más bien de zonas con mayores concentraciones en una especie de sopa. Se calcula que hay cien millones de toneladas en suspensión en el mar.

· La contaminación marina por residuos plásticos es un problema global: todos los ecosistemas del planeta, hasta la Antártida, sufren sus efectos nocivos. Los científicos alertan en especial sobre los disruptores endocrinos.

· Millones de animales de cientos de especies comen plástico. El problema llega así de nuevo a quienes lo han provocado, ya que la cadena alimentaria de la que dependen los seres humanos se contamina.

¿Qué podemos hacer para evitar y controlar la contaminación por plásticos?

No arrojar residuos a ríos, humedales y mares (y cualquier ambiente no especificado para ello), además juntar en lo posible cualquier residuo plástico que veamos en playas u otros lugares próximos a los mares, ríos y humedales. Los consumidores somos cómplices de esta situación. Individualmente somos responsables de rechazar, reusar, reducir y reciclar, acciones comprometidas y amigables con el ambiente. Para ello debemos aplicar las tres erres: reducir el volumen de residuos, reutilizar al máximo los productos para evitar tirarlos antes de lo necesario y reciclar los residuos de manera adecuada. En el caso de los residuos plásticos, el contenedor amarillo es el lugar indicado para ello. Paralelamente debemos rechazar los productos de usar y tirar, sobre todo las bolsas de plástico diseñadas para un solo uso.

 Las empresas deben evitar usar el plástico y sus derivados en sus procesos y productos, así como tomar mayor responsabilidad por su disposición final.

 Por su parte, los gobiernos deben que ser más estrictos y promover normas que impulsen la reducción de los residuos, la separación de desechos y su correcto tratamiento, como también prohibir ciertos usos del plástico, evaluar los tipos de envases según necesidad y pertinencia. De la misma forma establecer multas severas a quien contamina y suscitar la aprobación de medidas concretas sobre esta problemática y los mecanismos para hacerlas cumplir y penalizar a quienes las infringen.

Así mismo impulsar más investigaciones científicas para conocer el alcance del problema y desarrollar las soluciones alternativas más efectivas.

 A nivel de Naciones Unidas se debe considerar urgentemente este tema, al igual que el cambio climático o la pérdida de biodiversidad.

 

Profesor Juan Antonio ALBERTO

Cátedra Biogeografía y Geografía Ambiental

Departamento de Geografía. Facultad de Humanidades. UNNE

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuentes

https://www.elfinancierocr.com/tecnologia/la-contaminacion-por-plastico

http://worldenvironmentday.global/es

https://ecoinventos.com/plastisfera/

https://www.concienciaeco.com/2018/02/21/india-anuncio-como-anfitriones-del-dia-mundial-del-medio-ambiente-2018/